EN CONSTRUCCIÓN

'Whatever Lowla Wants' renueva su imagen, contenidos y dominio, esperando brindar un nuevo y refrescante cambio de concepto. Mientras tanto, esta página permanecerá temporalmente activa permitiendo acceder a los archivos del blog. Disculpen las molestias.

Gracias.

domingo, 8 de julio de 2012

summertime


Llegó el verano. Y con él las largas exposiciones solares y las odiosas comparaciones entre las morenas del congo y las blancas neutrales como yo (¿¡por qué el racismo está permitido en verano!?). 
Sí, ese momento en el que te preguntan a principios de agosto si no has ido a la playa debido a lo blanca que estás (bueno, lo blanca que ellos te ven) está cerca. Y sí, sienta como una patada en el culo, pero que no te desanime porque como leí hace poco "hasta una patada en el culo te empuja hacia adelante", así que más vale prevenir que curar, y actuar con cabeza y cautela, porque los riesgos ya todos los conocemos, y no son pocos...

Pero como no se trata de convertirnos en vampiritos, sino de disfrutar de todos los beneficios que nos ofrece el sol, hoy os traigo mi manera de hacerlo y, oye, a mi favor he de decir que estamos a 8 de julio y estoy morenita... y protegida ü


1. ISDIN Fotoprotector. Mis básicos y esenciales, no me faltan ningún verano, es lo primero que compro. Protección media (spf 15) en spray para el cuerpo -para mí es la mejor protección-, y muy alta (spf 50+) en barrita para zonas concretas como lunares o cicatrices. 


2. Hawaiian Tropic. Yo y mi obsesión por el coco en toda sus variantes. En este caso se trata de su aroma, y es que un verano no es verano si no huele a coco a tu alrededor, por eso, para los momentos de menor intensidad solar utilizo este aceite seco de protección muy baja (spf 6), que además da un brillito a la piel increíble; y para la cara en las horas de más sol utilizo una protección más alta (spf 30) que viene en un formato más pequeñito que resulta perfecto al no ser una protección que gaste mucho.


3. Neutrógena Labial. Quien me conoce tan sólo un poquito sabe que no puedo vivir sin cacao o vaselina para los labios, y normalmente siempre que tengo ocasión compro mis labiales con protección, tanto en verano como en invierno. El que utilizo ahora es este de Neutrógena con un factor de protección medio-alto (spf 20), aunque también suelo utilizar de la marca ISDIN.

4. Nivea Sun. Esta leche de zanahoria de baja protección (spf 6) no es un producto que use mucho, ya que prefiero utilizar el aceite de Hawaiian Tropic, aunque sí que es ideal cuando te expones al sol en las horas críticas y te encuentras paseando, haciendo deportes de agua, momentos en los que vas a comer más arregladita... debido a que se absorbe mucho mejor que el aceite y no es tan "pringoso".


6. Bronze Goddess de Estée Lauder. Mi producto estrella. Esta leche autobronceadora te favorecerá por  muy blanca que seas o cuantos problemas hayas tenido con otros autobronceadores (que no pueden ser menos que los que yo misma he padecido). Se trata de un producto que te aporta un sutil dorado que puedes ir incrementando a la vez que repites el número de aplicaciones. Eso sí, no está hecho para aquellas que busquen el moreno artificial definitivo, simplemente se trata de elevar unos tonitos tu color de piel. En invierno sienta estupendamente y yo ahora en verano me lo aplico de vez en cuando en las piernas esos días en los que más me he bronceado en la playa. Lo hago después de utilizar mi hidratante corporal, que por cierto, es de Deliplus, con aloe vera indicada especialmente para pieles secas.


7. Ya solo queda disfrutar de la playa o la piscina sumergiéndote en un buen libro o una revista que te entretenga. Y para proteger los ojos son imprescindibles unas buenas gafas de sol, como éstas de Police.

¡Feliz verano! ;) 

1 comentario:

InfinitaWishlist dijo...

No he probado nunca los Hawaiian Tropic pero si dices que huele a coco tendré que ir corriendo a comprarlo jeje

www.infinitawishlist.com